Cuidado de las Joyas

En SALERO trabajamos con varios materiales: Acero inoxidable, chapado oro, rodio y bisutería.

Nuestras joyitas de acero y chapadas en oro no suelen dar alergia.

Todos los metales que no sean puros, con el tiempo tienden a oscurecer e ir perdiendo el tono. Depende de su cuidado; el que la joyita dure mucho más tiempo, tan bonita como el primer día.

La primera recomendación que queremos daros es; no realizar actividades deportivas mientras se utiliza la joya. El PH generado por el sudor de la persona podría alterar la estabilidad de la pieza.

Las piezas chapadas en oro, acero y rodio se pueden mojar. Es aconsejable, para la máxima duración de la joyita, evitar mojarlas constantemente.

Es aconsejable también evitar, en la medida de lo posible, que la pieza tenga contacto con productos cosméticos o domésticos que puedan alterar su color. Algunos de estos son: lacas, perfumes, cremas hidratantes, jabón, lavaplatos.

Limpieza

Al momento de realizar la limpieza de la pieza se debe usar agua tibia, jabón con un ph neutro, cepillo de dientes y un paño de algodón o gamuza. No es conveniente guardar las piezas aun estando húmedas, por lo que os recomendamos secarlas cuidadosamente o su color/brillo podrían verse dañados.

Es aconsejable guardar las joyas en estuches individuales o protegidas con un papel, de esta manera evitamos ralladuras al estar en contacto con otras piezas.